Lo mejor de la información de México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Share

Breve guía para detectar problemas comunes en tu auto

Detectar problemas en tu auto es crucial para su seguridad y la tuya, por lo que aquí te dejamos una breve guía para detectar problemas comunes en tu auto, desde tirones a ruidos inusuales

Perspectiva del motor de un automóvil y las manos de una persona mientras trabaja en su reparación. Foto: Especial
Perspectiva del motor de un automóvil y las manos de una persona mientras trabaja en su reparación. Foto: Especial

Publicado el

Por: Jesús Morales

CIUDAD DE MÉXICO.- Una de las cosas más importantes al momento de ser dueño de un vehículo, es la posibilidad de detectar, lo más antes posible, cualquier problema que nuestro automóvil tenga, tanto para su protección como para la de otros automovilistas, así como la de peatones; por tanto, aquí te damos una pequeña guía de qué cosas tienes que considerar al momento de revisar su tu auto funciona correctamente.

Aunque hay claras diferencias entre tipos de autos y sus marcas, las cuales pueden incrementarse cuando se suma la antigüedad de la unidad, existen rasgos comunes que te permitirán saber si ya es tiempo de llevar al taller a tu vehículo.

A pesar de ello, es importante decir que, a partir de 1996, varios autos pueden ser analizados por scanneres automotrices que permitirán dar un diagnóstico de las fallas de que tiene tu coche, aunque será únicamente para las averías electrónicas que son almacenadas en la computadora de tu auto.

Señales a considerar

Una de las primeras sensaciones de una falla es cómo reacciona el vehículo durante su uso. La principal ocurre cuando el auto tiene problemas para arrancar el motor, lo cual puede relacionarse a fallas en el motor de arranque, en la batería, en las bujías, en el alternador o en los calentadores.

Asimismo, de las más comunes son cuando este da 'tirones' al momento de su conducción, por lo que quizás estos indique una anomalía en la caja de cambios, en un catalizador, al momento de inyectar el combustible, una falla eléctrica, en la válvula EGR.

En el caso de que este tenga una baja en la aceleración, esto puede estar relacionado con el filtro de aire o con un problema en los inyectores. 


No obstante, otro de los indicios que debes tener en cuenta son 'los testigos', aquellos símbolos e indicadores que están puestos dentro del tablero de un automóvil, que, por medio de sus colores, puede determinar la gravedad del problema que se está presentando, principalmente cuando estos están en color rojo.

Sin embargo, hay que recalcar que todo dependerá de la marca y modelo del vehículo, aunque hay signos a recalcar, como los que indican que existe una presión baja en el aceite del motor, sobrecalentamiento de refrigerante, presión baja en neumáticos, falta de combustible, problemas en los frenos o problemas en el motor, por lo que te recomendamos siempre leer el manual de tu auto.

Otras señas a considerar son los sonidos que emite cada unidad. Con el uso habitual de un automóvil, cada conductor se acostumbra a los sonidos específicos que estos suelen producir. Por tanto, en el momento en que se detecta un ruido poco usual quizás esto indique la existencia de algo por arreglar.

Por tanto, hay que percatarse del momento específico y la acción por la que estos sonidos son producidos, pues pueden relacionarse con la falla en cuestión: desde los engranajes de la marcha, el líquido de transmisión, los frenos, la pastilla de frenos o el propio moto.

A estas señales podemos agregar el humo y el color del mismo al momento de salir por el tubo de escape. Como generalidad, el humo blanco y con poco espesor es un indicio normal del funcionamiento. No obstante, cuando este es blanco y espeso al arrancar, puede tratarse de un tema del sistema de inyección, el precalentador o aceite o gasolina atascada en el tubo de escape; todo dependerá del auto.


Si el humo es gris o azul grisáceo, esto podría indicar que hay un problema en las guías de las válvulas, una falla en la junta de culata o el sistema de enfriamiento. Por otro lado, si al acelerar el humo que se produce es negro, puede deberse a una falla en la combustión de la gasolina.  

A estos signos del humo, también hay que tener en cuenta el olor del mismo. Por ejemplo, si este llega a tener un olor dulce, quizás indique problemas con el refrigerante.

Por su parte, si debajo del capo del auto huele a plástico quemado, puede deberse a que alguna pieza puede haberse quemado. Incluso, desde ese mismo lugar puede detectarse si el aceite se ha quemado o la caja de cambios. No obstante, si el olor a gasolina es uno permanente, puede que esto indique que hay una fuga en el depósito.

Noticias Relacionadas