Lo mejor de la información de México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media

Tiroteo en el Colegio Americano del Noreste; a 7 años de la tragedia

Han pasado siete años de aquel tiroteo que se registró en el Colegio Americano del Noreste. Luis Fernando, uno de los lesionados, platica su recuperación y secuelas que le dejó el balazo en la cabeza.

Publicado el

Por: Raymundo Elizalde

MONTERREY, Nuevo León.- En este episodio de Sombras del Crimen, pudimos platicar con Luis Fernando, uno de los jóvenes que resultó lesionado tras la balacera ocurrida el 18 de enero de 2017 en el Colegio Americano del Noreste, en Monterrey.

Aquel fatídico día de enero de 2017, el país se conmocionó cuando un alumno abrió fuego contra sus compañeros y su maestra, quien falleció dos meses después.

Federico “N”, un joven de 16 años, disparó a corta distancia con un arma calibre 22, causando una tragedia que dejó dos muertos y tres heridos.

Eran aproximadamente las 08:51 horas cuando Federico “N” sacó un arma de su mochila y disparó contra su profesora y varios compañeros.

Este violento acto tuvo lugar en el aula de una institución privada situada en el la colonia Del Paseo Residencial, al sur de Monterrey, Nuevo León.

Según testimonios, el agresor intentó quitarse la vida después de disparar a sus compañeros, logrando su objetivo tras varios intentos fallidos. El saldo final fue de dos fallecidos, incluyendo al atacante, y tres heridos de diversa gravedad.

La profesora, Cecilia Cristina Solís, de 27 años, y los estudiantes Luis Fernando Ramírez, Ana Cecilia Díaz Roma, y Manuel Chávez fueron las principales víctimas de este acto de violencia.

Ana Cecilia, fue dada de alta del hospital el 25 de febrero de 2017, tras recibir un disparo en la cabeza. Su recuperación fue rápida y notable, logrando hablar coherentemente y caminar sin ayuda.

Por otro lado, Luis Fernando, también con una herida de bala en la cabeza, fue dado de alta el 15 de marzo de 2017. Sin embargo, sufrió una significativa disminución de la movilidad en parte de su cuerpo y solo podía comunicarse mediante señas.

Él es quien nos platica cómo fue su recuperación de este lamentable hecho que marcó la ciudad de Monterrey.

Noticias Relacionadas