Lo mejor de la información de México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media

Ahí viene el agua

Las lluvias que tanto necesitamos se hacen presentes en el estado de Nuevo León.

Publicado el

Por: GREGORIO MARTÍNEZ

SAN PEDRO GARZA GARCÍA, Nuevo León.- Las lluvias que tanto necesitamos se hacen presentes en el estado de Nuevo

León. El lunes 17 de junio por la tarde, el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos confirmó lo que ya se había venido pronosticando.

Emitió una primera advertencia sobre la formación del “Potencial Ciclón Tropical Uno”. Este fenómeno ha tomado fuerza mientras avanza por el Golfo de México. Tocará tierra este miércoles por la noche o durante las primeras horas de este jueves.

Sin lugar a dudas, esta es una muy buena noticia, en lo que se refiere a la cantidad de lluvia que habremos de recibir en los próximos días. Se esperan más de 200 milímetros de captación pluvial en muy poco tiempo.

¿Y esto qué quiere decir? La medición de un pluviómetro se expresa en milímetros, indicando el espesor de la capa de agua que se formaría si toda la lluvia caída se distribuyera uniformemente sobre una superficie plana.

Un milímetro de lluvia equivale a la cantidad de agua necesaria para cubrir un metro cuadrado de superficie. De tal suerte que, 200 milímetros de lluvia serían de 200 litros de agua en un metro cuadrado.

Esto permitirá incrementar los niveles de almacenamiento de nuestras presas, particularmente la Presa “La Boca”, que podría verse rebasada, y la Presa “El Cuchillo”, que actualmente surte más de la mitad del agua que se consume en la zona metropolitana de Monterrey.

Tenemos años en no recibir tal cantidad de agua. Por lo mismo es importante redoblar precauciones, atender todas las recomendaciones de las autoridades Protección Civil y mantenerse informados.

En un instante podríamos estar enfrentando situaciones de alto riesgo, particularmente en las zonas bajas. No estamos preparados. La infraestructura pluvial no alcanza para recibir tanta agua en poco tiempo, como sucede en muchas otras ciudades.

Al menos se está realizando la limpieza de alcantarillas y labores de desazolve de canales y arroyos. Aún así podrían presentarse inundaciones en diferentes puntos de la ciudad. Se ha ordenado ya la suspensión de clases a partir del mediodía de este miércoles y durante el resto de esta semana. También se ha recomendado a las empresas dar permiso a sus empleados para trabajar desde casa.

Todo sea por evitar tragedias. Para ello se requiere de la colaboración de  todos. Seguramente la próxima semana estaremos recibiendo reportes oficiales sobre la recuperación del nivel de almacenamiento de las presas, así como la recarga de mantos acuíferos.

Y esperemos que sea el principio del final de una larga temporada de sequía, que nos trajo días muy difíciles en los últimos dos años, por el desabasto de agua potable. No quitemos el dedo del renglón. Nos falta avanzar muchísimo por avanzar en materia de infraestructura hidráulica para cubrir las necesidades de una población con un ritmo de crecimiento constante.

Ojalá que más pronto que tarde se pueda concretar aquel añejo proyecto de traer agua del Río Pánuco hacia el estado de Nuevo León… y que no se detengan los esfuerzos para rehabilitar o mejorar la red de abastecimiento de agua potable.

El verano, que está por comenzar, pinta mejor. Cuídese mucho, cuide a los suyos… y cuidemos el agua, aunque esta vez la recibamos en abundancia.

Soy Gregorio Martínez… Más Allá de la Noticia… Nos vemos y nos escuchamos… Aquí en POSTA

Noticias Relacionadas